El kéfir es una bebida fermentada con probióticos, que ha sido valorada por sus beneficios para la salud y su sabor especial, durante muchos años.   

Dos de las variedades más populares de kéfir son el de agua y el de leche, cada uno con sus propias características y beneficios únicos. En este extenso artículo, exploraremos a fondo estas dos variantes del kéfir, sus beneficios, diferencias y recomendaciones para su consumo.  

Kéfir de Agua: Una bebida refrescante  

Este tipo de bebida se obtiene mediante la fermentación de agua azucarada con cultivos de kéfir.   

Los granos de kéfir, una combinación de bacterias y levaduras vivas, se agregan al agua azucarada para iniciar el proceso de fermentación. Esta bebida fermentada tiene un sabor burbujeante parecido a un refresco y puede cambiar de sabor según los ingredientes usados en la fermentación.  

¿Qué beneficios tiene?  

  • Probióticos beneficiosos  

Al igual que otras variedades de kéfir, el de agua es una excelente fuente de probióticos. Estos microorganismos vivos beneficiosos para el intestino pueden mejorar la salud digestiva y fortalecer el sistema inmunológico.  

  • Bajo contenido calórico  

El fermento a base de agua es una opción baja en calorías y una alternativa más saludable a las bebidas azucaradas convencionales.   

Su contenido calórico suele ser mínimo, ya que la mayoría del azúcar se consume durante el proceso de fermentación.  

  • Versatilidad en sabores  

Una de las ventajas del tipo de agua es su versatilidad para experimentar con diferentes sabores. Se puede agregar frutas, hierbas o especias durante el proceso de fermentación para crear una amplia gama de sabores únicos y refrescantes.  

Kéfir de Leche: Rico en nutrientes y sabor  

Este se elabora mediante la fermentación de leche y con granos de kéfir.   

A diferencia del tipo de agua, este tipo tiene un sabor más cremoso y es más similar al yogur en textura y consistencia.  

kefir de leche

¿Qué beneficios tiene el Kéfir de Leche?  

  • Fuente de nutrientes  

Es una excelente fuente de calcio, proteínas, vitaminas B y otros nutrientes. Esta combinación de nutrientes es esencial para la salud ósea, la función muscular y la salud general.  

  • Mayor contenido de probióticos  

Puede contener una concentración más alta de probióticos en comparación con el tipo de agua, lo que lo convierte en una opción poderosa para mejorar la salud intestinal.  

  • Beneficios para la digestión  

La combinación única de bacterias y levaduras en el de leche puede ayudar a equilibrar la flora intestinal y mejorar la digestión. Esto puede ser beneficioso para personas con problemas digestivos como el síndrome de intestino irritable.  

Diferencias entre el tipo de Agua y el de Leche  

  • Ingredientes y la base de fermentación  

La principal diferencia entre el de agua y el de leche radica en los ingredientes utilizados para su preparación. Mientras que el kéfir de agua se elabora con agua azucarada, el de leche se fermenta con dicho producto.  

  • Sabor y Textura  

El de agua tiende a ser más ligero y efervescente, con sabores más frutales o herbales debido a la posibilidad de añadir ingredientes durante la fermentación.   

Por otro lado, el de leche tiene una textura más cremosa y un sabor similar al yogur, a menudo con un toque ácido.  

  • Contenido Nutricional  

En términos de contenido nutricional, el de leche suele ser más rico en nutrientes debido a la leche utilizada en su elaboración, mientras que el de agua puede tener menos calorías y azúcares debido a la fermentación del agua azucarada.  

¿Cómo consumirlo?  

Ambas variantes de kéfir se pueden preparar en casa con relativa facilidad. Los kits de inicio o granos de kéfir están disponibles para iniciar el proceso de fermentación.  

Se recomienda consumir kéfir regularmente, pero en cantidades moderadas. Una pequeña porción diaria puede ser suficiente para obtener los beneficios probióticos sin excederse.  

Y, ¿cómo se guarda? El kéfir puede almacenarse en el refrigerador para mantener su frescura. El kéfir de leche puede durar más tiempo que el kéfir de agua debido a su contenido de ácido láctico.  

El kéfir, ya sea de agua o de leche, es una fuente valiosa de probióticos y nutrientes beneficiosos para la salud.   

La elección entre kéfir de agua o kéfir de leche depende del gusto personal y de las preferencias nutricionales. Ambas variedades ofrecen una forma deliciosa de mejorar la salud intestinal y general.   

El kéfir es una bebida fermentada saludable y popular que se puede preparar fácilmente en casa y agregar a la dieta diaria. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *