Durante la Navidad, hay fiestas y felicidad, pero también mucha comida deliciosa. Esto puede hacer que dejemos de comer saludablemente como lo hemos hecho durante el año. 

Sin embargo, es posible disfrutar de la navidad sin comprometer la salud. A continuación, aprenderás a hacer un plato navideño equilibrado, nutritivo y sabroso para mantener la tradición y la salud en esta época del año. 

comida en navidad

Planificación saludable en Navidad

El primer paso para crear un plato navideño saludable es la planificación. En lugar de improvisar, es útil diseñar un menú que incluya una variedad de alimentos nutritivos. Optar por alimentos frescos y de temporada es una excelente manera de garantizar la calidad y frescura de los ingredientes que va a contener el plato. 

Incorporación de vegetales frescos y coloridos 

Los vegetales son una parte esencial de cualquier plato saludable. Para una mesa navideña nutritiva, considera incluir una amplia variedad de vegetales frescos y coloridos como, por ejemplo: 

  • Espinacas. 
  • Zanahorias. 
  • Brócoli. 
  • Morrón. 
  • Remolachas. 

El plato principal de navidad: Proteínas magras 

Al elegir el plato principal, optar por proteínas magras es fundamental. El pollo al horno es una opción clásica y saludable. La pechuga de pocho es baja en grasa y alta en proteínas. Al prepararlo, es importante evitar el exceso de sal y optar por condimentos naturales para realzar su sabor. 

Acompañamientos: Ideas saludables y creativas 

Los acompañamientos ofrecen una oportunidad para agregar más nutrientes al plato en la navidad. En lugar de opciones ricas en calorías y grasas, considera alternativas más saludables. Por ejemplo, el puré de batata con canela y nuez moscada es una opción rica y saludable en vez del puré de papas con manteca y crema. 

Sustituciones saludables en las recetas tradicionales 

Muchas recetas navideñas pueden adaptarse para hacerlas más saludables.  

Por ejemplo, puedes reemplazar la crema agria con yogurt natural en salsas y aderezos para reducir la grasa sin comprometer el sabor.  

Además, utilizar aceites saludables como el de oliva en lugar de grasas saturadas puede mejorar la calidad nutricional de los platos. 

Controlar las porciones de los platos 

Aunque los alimentos sean saludables, el control de las porciones es clave. En las festividades, es fácil excederse con las cantidades. Una estrategia útil es usar platos más pequeños y servir porciones más modestas para evitar excesos. 

Elaboración de postres saludables 

Los postres son una parte integral de las fiestas navideñas. Para mantener la salud, considera opciones más saludables. Por ejemplo, puedes usar frutas frescas de temporada para hacer postres, como frutillas con yogurt o compota de frutas con canela. ¡Un postre fresco y saludable! 

Hidratación y bebidas saludables 

En medio de las festividades, es fácil olvidar beber suficiente agua. Recomendamos intercalar vasos de agua entre la bebida alcohólica que se consuma. 

Ejemplo de un plato navideño equilibrado 

Un ejemplo de plato navideño equilibrado podría incluir una porción de pollo al horno como plato principal, acompañado de una generosa porción de ensalada fresca con variedad de vegetales, nueces, frutos secos o semillas para añadir textura y sabor.  

Como acompañamiento, una porción moderada de puré de batata y una porción pequeña de una opción saludable de postre, como frutas frescas sin azúcar agregada. 

Celebrar la Navidad de manera saludable 

En conclusión, la temporada navideña no tiene por qué ser sinónimo de excesos alimenticios.  

Comiendo alimentos saludables en porciones moderadas y siendo creativos en la cocina, podemos disfrutar de comidas deliciosas y saludables en las celebraciones.  

Al tomar decisiones informadas al armar los platos navideños, podemos mantenernos fieles a nuestras metas de bienestar sin sacrificar el espíritu festivo de la ocasión. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *