Las chauchas, también conocidas como judías verdes, son una verdura de la familia de las legumbres que se caracterizan por su sabor suave y su textura crujiente. Son una excelente fuente de nutrientes, entre los que destacan las vitaminas A, C, K, y E, así como las vitaminas del grupo B, el hierro, el calcio, el magnesio, y el potasio. 

¿Qué beneficios tiene comer chaucha? 

Las chauchas son vegetales con grandes aportes a la salud y el bienestar del cuerpo. Su riqueza en fibra dietética no solo mejora la digestión y mantener estable el peso, sino que también ayuda a mantener estables los niveles de azúcar en sangre, siendo especialmente beneficiosas para personas con diabetes.  

Además, estas verduras son una fuente rica de vitaminas y minerales esenciales, como la vitamina A, C y K, que refuerza el sistema inmunológico y favorece la absorción de hierro. Este contenido nutricional las convierte en aliadas para mantener la salud ósea y cardiovascular, contribuyendo así a un estilo de vida más equilibrado.  

chauchas

¿Cómo se pueden cocinar para que sean ricas e irresistibles? A continuación, presentamos algunas ideas para incorporarlas en la alimentación: 

  • Chauchas salteadas con ajo y limón: Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén, agregar las chauchas, el ajo picado y un chorrito de limón. Saltearlas hasta que estén tiernas, pero aún crujientes. Este método conserva sus nutrientes y les da un sabor fresco y vibrante. 
  • Chauchas al vapor con hierbas frescas: Cocinar las chauchas al vapor para mantener sus nutrientes intactos y luego, espolvoréalas con las hierbas frescas favoritas que haya en casa, como perejil o albahaca. Este método resalta su sabor natural y las hace maravillosamente aromáticas. 
  • Ensalada de chauchas y tomates: Mezclar las chauchas cocidas al dente con tomates cherry, aceitunas negras, queso feta y un aderezo ligero de aceite de oliva y limón. Esta ensalada es una explosión de sabores y colores, perfecta para un almuerzo ligero y nutritivo. 
  • Chauchas en los guisos y sopas: Se puede agregar las chauchas cortadas en los guisos, sopas o cazuelas para aumentar su valor nutricional. Al cocinarse con otros ingredientes, absorben los sabores y hacen que el plato sea más sustancioso y saludable. 

Para su cocción, se recomienda cocinarlas en agua hirviendo con sal por unos 8 minutos aproximadamente. Al sacarlas, hay que colocarlas en un recipiente con agua fría para cortarles la cocción. Luego de este paso, se pueden comenzar a utilizar. 

Las chauchas: opción baja en calorías 

Incorporar chauchas a las comidas no solo añade valor nutricional, sino también una explosión de sabor y textura. Su perfil crujiente y fresco complementa una amplia variedad de platos, desde ensaladas hasta guisos y salteados. 

Además, su versatilidad en la cocina permite experimentar con diferentes recetas, proporcionando opciones deliciosas para aquellos que siguen dietas vegetarianas y veganas.  

Al ser bajas en calorías y ricas en antioxidantes, las chauchas promueven la saciedad, lo que puede ser útil para aquellos que buscan controlar su peso. 

Una verdura verde con grandes aportes para la salud 

Por otra parte, estos vegetales son relativamente fáciles de cultivar y cosechar, lo que reduce la presión sobre el medio ambiente en comparación con otros alimentos más intensivos en recursos para el suelo. Al hacer elecciones conscientes en la dieta diaria, no solo uno se beneficia, sino que también contribuye al bienestar del planeta. 


Las chauchas son más que un acompañamiento en el plato; son pequeños vegetales verdes cargados de nutrientes y sabor. Se las puede saltear, cocinar al vapor o incluirlas en los guisos, porque estas verduras son una adición valiosa a la dieta alimenticia para todas las personas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *