Desde hace algunos años, el yogur griego tanto como natural es un producto que adquiere popularidad en las compras de los argentinos. ¿La razón? Poseen beneficios y características únicas propicias para la salud del organismo. 

¿Qué es el Yogur Griego?

El yogur griego es una variedad de yogur que se ha vuelto popular en todo el mundo debido a su textura cremosa y su perfil nutricional único. A diferencia del yogur tradicional, el yogur griego se somete a un proceso de filtrado adicional que elimina gran parte del suero de la leche, resultando en una textura mucho más densa y espesa.

Además de su alto contenido de proteínas, el yogurt griego también es rico en calcio y probióticos, que son microorganismos beneficiosos para la salud digestiva. El yogurt griego se puede disfrutar solo, con frutas, miel, frutos secos o como ingrediente en una variedad de recetas, desde batidos hasta salsas.

¿Qué Dice la Ciencia sobre el Yogur Natural?

La Organización mundial de la salud (OMS) establece que el yogurt natural es un alimento lácteo que, al ser fermentado, desarrolla bacterias que forman el ácido láctico.  Por eso, su consumo es aconsejable a todas las edades.

En la actualidad, con el avance de la ciencia se han ido descubriendo los beneficios de este alimento milenario por su perfil nutricional, y los microorganismos benéficos que contienen (probióticos), así como el impacto de estos sobre la salud intestinal de quien lo consume.

yogur-griego-yogur-natural

¿Cuál es la Diferencia entre el Yogur Natural y el Yogur Griego?

La diferencia más destacable entre estos dos tipos de yogures radica en su proceso de elaboración. A diferencia del yogurt tradicional, al yogurt griego se lo somete a un proceso adicional de filtrado para eliminar parte del suero de la leche. Esto resulta en una textura más espesa y cremosa que lo distingue. Además, este proceso de filtración contribuye a una mayor concentración de proteínas en comparación con otras variedades de yogurt.

El yogurt griego se ha ganado una gran reputación como una excelente fuente de proteínas, especialmente valorada por los deportistas. Gracias a su filtrado adicional, el yogurt griego puede llegar a contener casi el doble de proteínas en comparación con el yogurt tradicional. Esta característica lo convierte en una opción ideal para aquellos que buscan aumentar su ingesta diaria de proteínas, especialmente aquellos que llevan un estilo de vida activo o están enfocados en desarrollar y reparar sus tejidos musculares.

Los Beneficios Nutricionales del Yogur

Además de su destacada concentración de calcio y vitamina B12, el yogurt ofrece beneficios adicionales para la salud. Contiene probióticos, microorganismos beneficiosos que promueven la salud digestiva y fortalecen el sistema inmunológico. 

El calcio desempeña un papel fundamental en la salud ósea, mientras que la vitamina B12 es esencial para la producción de glóbulos rojos y el funcionamiento óptimo del sistema nervioso.

El yogur no sólo es valorado por sus nutrientes, sino también por su delicioso sabor y textura distintiva. Su cremosidad y espesor lo convierten en un ingrediente versátil que se puede utilizar en una variedad de preparaciones culinarias, como aderezos, salsas, batidos o postres. Además, se puede disfrutar solo o acompañado de frutas frescas, frutos secos o granola para agregar un toque adicional de sabor y textura.

Incorporar el yogurt en el desayuno, como colación o merienda, e incluso como ingrediente en comidas principales, es un pequeño paso que puede ayudar a mejorar la alimentación y agregar variedad a la dieta diaria. No solo es una opción deliciosa, sino que también brinda importantes nutrientes para mantener un estilo de vida saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *